Bizkaia, a 5 de Diciembre de 2003

Día Internacional del Voluntariado

Son personas quienes, con su acción voluntaria, contribuyen hoy, aquí y ahora, a construir una sociedad vizcaína más solidaria, una sociedad vizcaína a escala humana.

Una sociedad que reflexiona sobre las causas que le impiden ser sujeto de un modelo de desarrollo igualitario, de un desarrollo en plenitud.

Una sociedad que persigue un desarrollo sostenible, que ofrezca oportunidades a todos y todas y que se asiente sobre relaciones y estructuras justas.

Son personas quienes, desde la cercanía, desde el municipio, desde el barrio..., aportan, sobre todo, nuevas formas de relacionarse, desde la solidaridad, la gratuidad, la participación y el trabajo en común, la austeridad, la compasión y la ternura.

Son personas quienes se ocupan de la educación de niños y niñas en su tiempo libre, quienes construyen y promueven cultura, acompañan al que se queda al margen, tienden puentes entre los extremos, quienes construyen formas más justas de relación entre hombres y mujeres, formas más justas de relación con las personas inmigrantes, con los jóvenes, con los mayores, con las personas con discapacidad..., con otros pueblos y con la naturaleza.

Son personas quienes, en definitiva, van descubriendo y construyendo, poco a poco, una forma distinta de RELACIÓN entre las personas, entre los pueblos y con los recursos, de todo tipo, de los que nuestra sociedad dispone.

Nuevas formas de relación en la pareja, en la familia, con personas de otras culturas..., nuevas formas de participación social, nuevas formas de ocio, nuevas formas de cultura, nuevas formas de turismo, nuevas formas de consumo, nuevas formas de ahorro... En definitiva NUEVAS MANERAS DE VIVIR.

Nosotros y nosotras, que comprometemos nuestro tiempo en esta aventura colectiva del voluntariado, estamos convencidas de que OTRA BIZKAIA ES POSIBLE y de que con nuestro compromiso voluntario y transformando nuestro propio estilo de vida ya estamos HACIENDO POSIBLE OTRA BIZKAIA.