El texto informativo >
El texto informativo

Algo que la asociación puede hacer para mejorar sus posibilidades de acceso a los medios de comunicación es conocer sus particularidades, su forma de valorar la realidad para transformarla en noticia y aprender a elaborar la información. Dominar y usar la técnica narrativa de la información no sólo va a permitir informar con eficacia sino que, además, prestigia a la asociación y le facilita el acceso al medio. Vamos a acercarnos, por tanto, al modo de hacer del periodismo y a dar las pautas básicas para construir textos informativos.

La materia prima con la que trabajan los medios cuando hacen información es la realidad. Esta realidad es “manufacturada” (manipulada) en las “fábricas” de la información para producir la noticia. Existen diversas definiciones de lo que es noticia pero casi todas coinciden en señalar que:

noticia es un hecho novedoso, no conocido y de interés general o para el público al que se dirige el medio.

Martínez Albertos (1992) añade que este hecho puede considerarse noticia

“una vez que ha sido recogido, interpretado y valorado por los sujetos promotores que controlan el medio utilizado para su difusión”

o dicho de manera más sencilla: un hecho se convierte en noticia cuando es transformado y difundido por los medios de comunicación.

Este aspecto de la definición de Martínez Albertos nos viene bien para diferenciar a la noticia del texto informativo, que lo definimos como

todo texto cuya finalidad es la transmisión de datos y hechos con intención de informar, sea o no publicado o emitido, es decir, con independencia de que el acontecimiento que relata sea o no convertido en noticia por los medios de comunicación.

Veamos un ejemplo. Un periódico envía a una periodista a cubrir un suceso. Obtenidos los datos, la periodista regresa a la redacción y construye (redacta) un texto que recoge lo ocurrido con intención de que sea publicado. Pero ocurre un segundo suceso inesperado considerado de mayor importancia. La falta de espacio o de tiempo desplaza al primer acontecimiento y, probablemente, a unos cuantos más que no saldrán. El texto había sido escrito pero se quedó en texto informativo, no fue noticia pues nunca llegó al público.

Ésta es una distinción necesaria para el trabajo que desarrolle la asociación con los medios, ya que lo único que ella puede hacer es construir textos informativos con el objetivo de que los medios los conviertan en noticia. La función de la asociación será elaborar estos textos según las técnicas periodísticas y, además, deberá conocer cuáles son los criterios que manejan los medios para decidir qué es noticia y qué no lo es.

 

 

imprimir