gestión económica > financiación >

introducción

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan las asociaciones es a la financiación de sus proyectos, actividades y/o servicios. Así las asociaciones se encuentran diariamente con la necesidad de generar, buscar o captar nuevos recursos tanto propios, de sus personas socias, y/o usuarias de sus servicios, como ajenos, de otros agentes financiadores externos, como son la ciudadanía en general, las  empresas, la administración pública.
Según la procedencia u origen de estos recursos podremos hablar de recursos propios o de recursos ajenos:

Recursos propios o de procedencia propia

Son los recursos generados por la propia entidad, mediante las cuotas de sus personas socias, donaciones puntuales, legados, prestación de servicios o el desarrollo de actos o eventos para financiar la actividad principal (por ejemplo, campañas, cuestaciones, Merchandising, venta de otros productos, etc.).

Recursos ajenos o de procedencia ajena

Son recursos procedentes de agentes financiaciadores externos (personas, instituciones, empresas, etc.) y que en la mayoría de los casos requiere de la presentación de un proyecto social como objeto de la financiación. Así, dentro de este grupo estarían:

Una potencial y gran fuente de ingresos hoy en día para las asociaciones es la sociedad en general, es decir, personas (donante puntual) que en un momento dado o de forma más estable quieran realizar una aportación a nuestra entidad. La existencia de una estrategia de comunicación y difusión juega un papel relevante para poder acercarse y atraer a este tipo de público.

Otro gran público objetivo son las personas más cercanas a la asociación, es decir, familiares, personas afines a nuestra labor, proveedores, etc., a los cuales puede llegarse a través de acciones de comunicación directa o relaciones, invitándoles a eventos organizados por la asociación, etc.

imprimir

*El conjunto de informaciones y orientaciones de bolunta (incluyendo todos los contenidos recogidos en los diferentes documentos elaborados por la agencia) no son vinculantes, por lo cual bolunta no se hace responsable en ningún caso de las consecuencias que pudieran surgir derivadas de la interpretación o aplicación de las mismas.