gestión económica > financiación > recursos propios >

prestación de servicios/ venta de productos

Generación de ingresos propios vinculados a la mision y razón de ser de la entidad

Una forma de generar ingresos es la prestación de servicios propios acordes con la misión de la asociación, como por ejemplo una asociación que trabaja en el ámbito educativo privado e imparte formación en dinamización socio-cultural local para futuros monitores y monitoras.

O también puede darse el caso de prestar servicios que tengan una relación tangencial con su misión, como por ejemplo una asociación que trabaja en la promoción de las mujeres que ofrece la elaboración de planes de igualdad de género a empresas e instituciones (es decir, aprovecha el conocimiento que tiene para obtener ingresos a través de actividades que no tienen que ver directamente con el cometido de la organización, pero que sí contribuyen a él de forma indirecta).

En ambos casos la prestación de un servicio supone el inicio de una actividad económica y por lo tanto su alta en el IAE, la emisión de facturas por los servicios prestados, la declaración de IVA, o en su caso, la solicitud de exención de IVA si procede y la declaración del IS si procede.

Otra forma de generar ingresos es a través de la venta de productos. Un ejemplo de venta de productos que hoy en día está en auge podría ser la venta de los denominados “regalos solidarios” cuyo público objetivo principal son las empresas, las cuales compran estos artículos para regalar a sus clientes, personas trabajadoras, etc. Si bien este tipo de producto puede venderse también a persona socias, trabajadoras, ciudadanía en general, etc.

La venta de elementos de Merchandising, venta de productos con la imagen de la entidad. La venta de este tipo de productos debe ser concebida como un elemento adicional y secundario de las estrategias de comunicación y financiación de la entidad, distinguiéndose claramente de la prestación de servicios o la realización de actividades relacionadas con su misión.

Otras actividades económicas no vinculadas con el fin social. La actividad mercantil

En este caso estaríamos hablando de la prestación de servicios ajenos a la misión de la entidad, con el único fin de generar ingresos económicos. Por ejemplo poner en marcha servicios de soporte, tales como servicios de transporte, asesoría, imprenta, etc.,  que buscan únicamente un beneficio económico con el que sufragar las actividades propias de la organización y que no están vinculados a la razón de ser de la asociación.

Este tipo de acciones supone la puesta en marcha de un actividad de carácter mercantil y por tanto la necesidad de generar un forma jurídica específica (empresa, cooperativa,…) que de cobertura a este tipo de actividad lucrativa. Es aconsejable mantener separadas jurídica y fiscalmente las dos organizaciones.

Un modelo novedoso de empresa, es la denominada “empresa social” que, aunque jurídicamente adquiere normalmente forma de entidad lucrativa, (empresa) nace con un fin de carácter social, es decir aún estando regidas por principios empresariales reinvierten sus beneficios en la consecución de su misión, siendo éste de carácter social.

Igual que en el caso anterior habría que darse de alta en el epígrafe correspondiente del IAE en el momento en que se inicie la actividad económica, emitir factura y declarar IVA e Impuesto de Sociedades, si procede.

imprimir

*El conjunto de informaciones y orientaciones de bolunta (incluyendo todos los contenidos recogidos en los diferentes documentos elaborados por la agencia) no son vinculantes, por lo cual bolunta no se hace responsable en ningún caso de las consecuencias que pudieran surgir derivadas de la interpretación o aplicación de las mismas.