gestión económica > financiación > recursos ajenos >

financiación de otras entidades de carácter social

Fundaciones de carácter social

La Ley 12/1994, de 17 de junio, de Fundaciones del País Vasco, nos dice que las fundaciones han de destinar como mínimo el 70 % de sus ingresos a la realización de los fines determinados en su voluntad fundacional.

Podemos diferenciar entre fundaciones que desarrollan una obra social propia, fundaciones que destinan sus fondos a otras entidades o personas o fundaciones mixtas (que desarrollan ambas actividades).

En relación a las fundaciones que conceden ayudas a proyectos sociales, nos encontramos con que sus líneas de actuación son cada vez más exigentes, acercándose sus requisitos a los específicos de las ayudas económicas de carácter público.

La concesión de este tipo de ayudas dependerá además de las prioridades de partida de la fundación:  colectivo al que se dirige, ámbito geográfico; presentación de una propuesta clara, detallada y bien estructurada, etc.


Suelen ser ayudas económicas de carácter anual, lo que genera bastante inestabilidad económica en el largo plazo y habrá que realizar su correspondiente justificación técnica y económica: con memorias, presupuesto ejecutado, facturas, fotografías, informes, etc.

Obra Sociales de las Cajas de Ahorro y fundaciones bancarias

Consecuencia de la crisis financiera se crea un nuevo régimen jurídico específico para las cajas de ahorro y para la trasformación vivida por muchas de éstas en fundaciones bancarias, la Ley 26/2013, de 27 de diciembre, de cajas de ahorros y fundaciones bancarias. Con esta nueva ley se ha pretendido mantener los valores clásicos de las cajas de ahorros, esto es, su carácter social y territorialidad, así como definir la finalidad también social de las fundaciones bancarias, como nuevas formas jurídicas que han ido sustituyendo a las cajas de ahorros.

Respecto a la aportación social de las obras sociales de las cajas de ahorro y fundaciones bancarias podemos encontrar dos tipos de actuaciones sociales:

Las ayudas procedentes de la obra social destinadas a proyectos sociales suponen un alto nivel de exigencia en la presentación, formulación y justificación económica de los proyectos, acercándose sus requisitos a los específicos de las ayudas económicas de carácter público.

imprimir

*El conjunto de informaciones y orientaciones de bolunta (incluyendo todos los contenidos recogidos en los diferentes documentos elaborados por la agencia) no son vinculantes, por lo cual bolunta no se hace responsable en ningún caso de las consecuencias que pudieran surgir derivadas de la interpretación o aplicación de las mismas.