gestión económica > fiscalidad >

impuesto de actividades económicas (i.a.e.)

El Impuesto sobre Actividades Económicas, regulado en la Norma Foral 6/l989, de 30 de junio, es un tributo de ámbito municipal, que grava el mero ejercicio en el TH de Bizkaia, de actividades empresariales, profesionales o artísticas, se ejerzan o no en local determinado.

Pero ¿qué se entiende por actividades empresariales, profesionales o artísticas?

El artículo 2 del Texto Refundido de la Norma Foral 6/1989, de 30 de junio, del Impuesto sobre Actividades Económicas., nos dice que:

“Se considera que una actividad se ejerce con carácter empresarial, profesional o artístico, cuando suponga la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios”

Definición de actividad económica: Según esta definición, actividad económica es prácticamente todo. Destacar que las ayudas individuales o becas, así como las donaciones, donativos, cuotas de personas socias o subvenciones NO tienen la consideración de actividad económica.

¿Cómo se tramita el Alta en el IAE?

El alta en el IAE se realiza a través del Modelo Censal o Modelo 036, y su declaración se trata tan sólo de una obligación censal que no implica necesariamente ningún pago.

Se tramita en el ayuntamiento si el municipio es mayor de 50.000 habitantes, sino en la Hacienda Foral.

El impuesto es anual y normalmente cada municipio envía directamente el recibo al domicilio de la entidad.

Exenciones al pago de este impuesto

Existen un conjunto de exenciones que hacen que la mayoría de entidades de carácter social queden exentas del pago de este impuesto, que no de su Alta en el mismo.

Así, quedarán exentas las asociaciones que cumplan alguno de los siguientes requisitos:

imprimir

*El conjunto de informaciones y orientaciones de bolunta (incluyendo todos los contenidos recogidos en los diferentes documentos elaborados por la agencia) no son vinculantes, por lo cual bolunta no se hace responsable en ningún caso de las consecuencias que pudieran surgir derivadas de la interpretación o aplicación de las mismas.