gestión económica > fiscalidad >

el impuesto de sociedades (i.s.)

El Impuesto de Sociedades (IS) es un tributo de carácter directo que grava la renta de las sociedades y demás entidades jurídicas en los términos previstos en la Norma Foral 11/2013, de 5 de diciembre, del Impuesto Sobre Sociedades. Esta Norma Foral será de aplicación a los contribuyentes que tengan su domicilio fiscal en Bizkaia.

El tipo de gravamen

En el caso de las entidades sin ánimo de lucro, éste dependerá de si reúnen y optan o no los requisitos para disfrutar del Régimen Fiscal especial.

Si NO reúnen los requisitos para disfrutar del Régimen Fiscal especial (en general las asociaciones) tributaran al 21% por las rentas no exentas.

SI reúnen los requisitos y optan por acogerse al Régimen Fiscal especial establecido tributarán al 10% por sus rentas no exentas.

La declaración del IS

Las entidades sin ánimo de lucro que no reúnan los requisitos para disfrutar del Régimen Fiscal especial (en general las asociaciones) están obligadas, con carácter general, a declarar la totalidad de las rentas, exentas y no exentas, únicamente cuando cumplan los siguientes requisitos:

  • Que sus ingresos totales no superen 100.000 euros anuales.
  • Que los ingresos correspondientes a rentas no exentas sometidas a retención no superen 2.000 euros anuales.
  • Todas las rentas no exentas que obtenga estén sometidas a retención.

IMPORTANTE: Las entidades sin ánimo de lucro que SI reúnan los requisitos y opten por acogerse al  Régimen Fiscal especial establecido, estarán obligadas siempre a declarar por el Impuesto de Sociedades la totalidad de sus rentas, exentas o no exentas.

Con carácter general la declaración del IS debe presentarse en el plazo de los 25 días naturales siguientes a los seis  meses posteriores a la conclusión del período impositivo. Así, si el período impositivo finaliza el 31 de diciembre, la declaración deberá presentarse antes del 25 de junio del siguiente año.

Exenciones al pago de este impuesto

imprimir

*El conjunto de informaciones y orientaciones de bolunta (incluyendo todos los contenidos recogidos en los diferentes documentos elaborados por la agencia) no son vinculantes, por lo cual bolunta no se hace responsable en ningún caso de las consecuencias que pudieran surgir derivadas de la interpretación o aplicación de las mismas.