gestión económica > fiscalidad >

régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos

Las “entidades sin fines lucrativos” podrán optar con carácter voluntario y previa comunicación al Departamento de Hacienda de la DFB por el Régimen fiscal especial, regulado por NORMA FORAL 1/2004, de 24 de febrero, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

La entidad quedará vinculada a este régimen de forma indefinida mientras no renuncie a su aplicación.

IMPORTANTE: Para poder solicitar la aplicación del Régimen especial las entidades sin ánimo de lucro han de cumplir una serie de condiciones o requisitos marcados por la propia norma en sus artículos 4 y 5.

Así y con carácter general se consideran “entidades sin ánimo de lucro” las fundaciones y las asociaciones declaradas de utilidad pública, así como las federaciones y asociaciones de las mismas, que persiguiendo fines de interés general, se encuentren inscritas en el registro correspondiente y cumplan los requisitos establecidos por la Norma Foral 1/2004

Es decir, desde el punto de vista de la Norma Foral 1/2004, quedan excluidas del Régimen fiscal especial las asociaciones, a excepción de las asociaciones de Utilidad Pública y siempre y cuando cumplan los requisitos marcados.

Más información

Tratamiento fiscal de las aportaciones recibidas

¿Cuál es el tratamiento fiscal de las donaciones recibidas?

Las donaciones pueden ser dinerarias o de bienes y derechos.

Los donaciones entregadas para que cumplan con sus objetivos, deberían ser entregadas sin contraprestación alguna y por este motivo no estarán sujetas a IVA.

Si la donación tiene carácter irrevocable, es pura y simple y se realiza a favor de una “entidad sin ánimo de lucro” puede dar lugar a deducción en el Impuesto de sociedades o IRPF (en el caso de personas físicas).

Para la “entidad sin fines lucrativos” la donación percibida estaría exenta en el Impuesto de Sociedades.

Para que se puedan aplicar estas deducciones, los y las donantes necesitan que la entidad les expida un Certificado de donación para la persona física o jurídica donante.

La entidad por su parte además tiene que informar a la Hacienda Foral rellenando un formulario de todas las cantidades o bienes recibidos a través de donaciones que tiene derecho a deducción, a través del Modelo 182. Declaración informativa de donativos, donaciones y aportaciones recibidas.

Es únicamente una declaración informativa, a la que solamente están obligadas las “entidades sin ánimo de lucro” acogidas al Régimen Fiscal Especial contenido en la Norma Foral 1/2004, por las donaciones recibidas.

imprimir

*El conjunto de informaciones y orientaciones de bolunta (incluyendo todos los contenidos recogidos en los diferentes documentos elaborados por la agencia) no son vinculantes, por lo cual bolunta no se hace responsable en ningún caso de las consecuencias que pudieran surgir derivadas de la interpretación o aplicación de las mismas.