gestión de personas > voluntariado > principios de actuación

solidaridad

“Las acciones de voluntariado en sus distintos ámbitos se regirán por los principios de solidaridad, participación, gratuidad, autonomía frente a los poderes públicos, no-discriminación, pluralismo, integración, prevención y sensibilización social, y en general, por todos aquellos que inspiran la convivencia en una sociedad democrática, moderna, participativa, justa e igualitaria (Ley del Voluntariado de la Comunidad Autónoma Vasca, 1998).”

La solidaridad supone salir de nosotros mismos o nosotras mismas y ser sensible a la realidad que nos rodea, especialmente a las necesidades de las personas que conviven a nuestro alrededor, a las problemáticas e injusticias que se dan en el entorno, actuando en consecuencia para paliar las mismas.

La solidaridad no se vive ni se pone en práctica sólo cuando participamos en acciones u organizaciones que trabajan desde ella; la solidaridad empieza en uno mismo. Ser voluntario no es sinónimo de ser solidario. El voluntariado es un medio más para ejercer la solidaridad, pero no el único, ni mucho menos.

Es decir, existe una solidaridad primaria, que llega habitualmente a los más cercanos: la familia, las amistades, los vecinos y vecinas, etc.. y que suele ejercerse individualmente. Este nivel se está perdiendo y es muy importante que lo recuperemos y lo potenciemos.

Pero además existe una solidaridad organizada; el voluntariado es una forma más de canalizar la solidaridad con la característica de que es una solidaridad organizada. Y es que el grupo y la organización nos van a permitir ser realmente transformadores, nos van a permitir contrastar, dar continuidad y estabilidad, trabajar con garantías, dar servicios de calidad, reflexionar continuamente, actuar de interlocutores y, además, nos va a posibilitar ser capaces de informar, concienciar e implicar al resto de la sociedad.

 

imprimir

*El conjunto de informaciones y orientaciones de bolunta (incluyendo todos los contenidos recogidos en los diferentes documentos elaborados por la agencia) no son vinculantes, por lo cual bolunta no se hace responsable en ningún caso de las consecuencias que pudieran surgir derivadas de la interpretación o aplicación de las mismas.