El título

El titular es la parte más importante del texto informativo y la más difícil de elaborar. Su protagonista es el título, que tiene las características que vemos a continuación.

  1. Ha de ser breve (unas 14 palabras como máximo) y contener lo más importante de la información. La brevedad no debe sacrificar la corrección del texto ni suprimir artículos, preposiciones, conjunciones ni otros elementos impuestos por la lógica del lenguaje.
  2. Ha de ser concreto, ir al grano y decir exactamente lo que quiere decir, sin permitir interpretaciones.
  3. Ha de tener un estilo claro, sencillo, para que lo entienda todo tipo de público.
  4. Los elementos del titular han de ser autónomos, en especial el título, que debe poder prescindir de los demás.

* Un truco que suele dar buen resultado es construir el título con la fórmula Sujeto + Verbo + Predicado (Quién hace Qué…).

Vamos a ver los errores más frecuentes que señala Álex Grijelmo.

  1. Uso de verbos y expresiones que transmitan inseguridad, más propias del rumor que de la noticia. El titulo ha de transmitir certeza, por lo cual hay que evitar expresiones como “podría”, “es probable que”, “al parecer”, “puede que”, y otras similares.
  2. Un orden incorrecto suele provocar dobles sentidos o, simplemente, que no se entienda el título.
  3. El abuso del participio y del impersonal además de aburrir suprimen el sujeto de la acción, lo cual puede causar confusión.
  4. Poner elementos fundamentales de la información en antetítulo o subtítulo hurtándoselos al título, de modo que éste da lugar a interpretaciones erróneas.
  5. Incluir negaciones. Siempre es preferible hablar en positivo, sobre todo teniendo en cuenta que la noticia suele ser lo que ha ocurrido. Además, es una fórmula más sencilla y, por lo tanto, más comprensible.
  6. Opinar, lo cual sólo está permitido en todos los géneros interpretativos y en la crónica.
  7. Uso de siglas. Las siglas se emplearán sólo si son muy conocidas y sin abusar.

Dos últimas recomendaciones: usar si es posible verbos en presente y evitar incisos como puntos, puntos y comas o paréntesis.

Ejemplos de titulación