Ventajas e inconvenientes

1.- Las ventajas

Para cualquier asociación, Internet ofrece una serie de ventajas muy claras. Vamos a verlas a través de un ejemplo.

Una asociación ecologista de Bilbao se plantea difundir su mensaje de forma permanente. No tiene dinero suficiente para editar una revista y menos para distribuirla pero dispone de ordenador, lo cual es ya normal en cualquier organización. Siguiendo la actualidad necesita estar al corriente de lo que ocurre en la conferencia sobre el clima que se celebra en Buenos Aires, pero accediendo a información alternativa, la que no sale habitualmente en los medios de comunicación tradicionales; y no sólo desde Argentina, porque se ha enterado de que en Nueva Zelanda, en Sevilla y en Vietnam hay varios grupos ecologistas y una fundación ambiental que están realizando un trabajo interesante sobre el tema. Pero la última factura de teléfono fue muy cara como para andar llamando a los antípodas. Todos se preguntan qué hacer, cuando alguien sugiere: “¿y si nos conectamos a Internet?”.

Tenemos línea de teléfono y hoy en día todos los ordenadores incorporan módem, así que sólo nos queda contratar el servicio de Internet, que no es caro. Una vez conectados ya se pueden ver los sitios web de los grupos ecologistas argentino, neocelandés y sevillano y la de la fundación vietnamita. Tienen información interesante pero la asociación necesita que se la amplíen, así que se la solicita por correo electrónico. Un par de horas después está impresa sobre la mesa. Además, los sitios web ofrecen enlaces hipertexto con otras entidades de diversas partes del mundo como una asociación meteorológica canadiense que tiene datos sobre la evolución del clima en los últimos treinta años, el foro de una universidad holandesa donde se investiga sobre la incidencia de los cambios climáticos en las relaciones Norte/ Sur y un colectivo de artistas keniatas que diseñan carteles de protesta contra la degradación ambiental del planeta y los ceden gratuitamente a los grupos ecologistas. Y bastará con hacer “clic” en el ratón para ponerse en contacto con ellos. Por el camino, se han encontrado: la dirección de correo electrónico del presidente de los Estados Unidos por si se quiere enviar un mensaje de protesta por su actitud frente al protocolo de Kyoto, un par de foros de debate sobre medio ambiente, tres revistas electrónicas ecologistas, la Biblioteca Nacional y una base de datos especializada en problemas ambientales.

Pero aún queda el otro reto: confeccionar un medio permanente de información para la asociación. En la andanza por la red se habían descubierto varias revistas electrónicas, alguna de ellas editada por grupos pequeños. La pregunta es inmediata: “¿podemos hacer lo mismo?”. Sí, se puede, basta con un par de personas dispuestas a ponerla en marcha, contratar el espacio para el sitio web, confeccionarla y comenzar a introducir la información que se quiera. Y si elaborar un web nos parece demasiado complicado o caro, siempre podemos hacer un blog, gratis y más fácil de elaborar y gestionar.

Tres ventajas más aporta Internet al mundo asociativo. En primer lugar ofrece información casi ilimitada. Con Internet se tiene acceso a bases de datos, prensa, radio y televisión electrónicas, bibliotecas, centros de documentación, empresas, asociaciones, O.N.G., instituciones… Hoy se puede encontrar en la red información de cualquier tipo, sobre cualquier tema y elaborada y lanzada por quien desee.

En segundo lugar permite ser receptor o emisor en igualdad de condiciones que cualquier otro usuario, ya sea grupo, institución, empresa o persona particular, lo cuál supone una gran democratización en la distribución de la información. En tercer lugar la censura, de momento, resulta difícil, con lo que cualquiera puede expresarse con entera libertad.

2.- Los inconvenientes

A la hora de analizar los problemas que se derivan del uso de las TIC, podríamos abordarlos desde ámbitos muy diversos que nos llevarían desde la brecha digital hasta la globalización de las comunicaciones, pasando por las nuevas formas de censura o los cuasi monopolios digitales. Es sin duda un debate interesante pero que no es nuestro objetivo. Así, cuando hablamos de los inconvenientes que tiene la red, nos vamos a centrar en aspectos prácticos, meramente operativos de cara a sacarle un buen rendimiento. Y vamos a ser aún más comedidos y los vamos a centrar en los cuatro que consideramos más importantes.

  1. Exceso de información. Tan malo es pecar por defecto como por exceso. En el caso de Internet es el exceso el que nos puede abrumar. El volumen de información que transita por la red es tal que resulta inabarcable. Esto genera dos dificultades, el no poder garantizar la fiabilidad de todo lo que hay simplemente porque es imposible de contrastar, y el que al haber tantos web, tantos blog y tanto de todo, nada nos garantiza que nuestro sitio vaya a ser visitado si no llevamos a cabo una política de promoción.
  2. Anarquía informativa. A la cantidad se une la falta de organización, de una estructura que disponga la información de manera que sea localizable de manera sencilla. Se pueden encontrar muchas cosas, pero a veces, encontrar lo que hace falta se convierte en una tarea ardua y lenta; y eso si se tiene la disciplina suficiente como para no ir dando saltos de rana de manera casi aleatoria dispersándose y perdiéndose entre enlaces y más enlaces. Afortunadamente existen unos programas en la propia red, los buscadores, que son un instrumento indispensable para poder encontrar algo. Igualmente se dispone de recopilaciones y agendas especializadas con direcciones tanto de sitios web como de correo electrónico. Buscar información en Internet requiere planificación, es decir, un objetivo, una sistematización de la búsqueda y una disciplina personal que evite que nos vayamos por los cibercerros de Úbeda.
  3. Actualización. Tener un espacio en el web supone atenderlo, es decir, actualizarlo periódicamente ofreciendo nueva información, incorporando nuevos elementos que inviten a repetir visita. Un web o un blog sin renovación es un espacio muerto que carece de interés. Y esto nos sirve tanto cuando buscamos información y vemos que estamos perdiendo el tiempo entrando en sitios cuyos datos se refieren a hace dos años, como cuando nos toca a nosotros y a nosotras introducir cosas nuevas en nuestro sitio, ya que eso requiere un mantenimiento mínimo, dedicación en definitiva para la creación de contenidos novedosos y su colocación.
  4. Velocidad de los avances. Y es que el mundo de la tecnología va a tal velocidad que o estamos alerta o a la mínima nos hemos desfasado.