Gratuidad

“Las acciones de voluntariado en sus distintos ámbitos se regirán por los principios de solidaridad, participación, gratuidad, autonomía frente a los poderes públicos, no-discriminación, pluralismo, integración, prevención y sensibilización social, y en general, por todos aquellos que inspiran la convivencia en una sociedad democrática, moderna, participativa, justa e igualitaria (Ley del Voluntariado de la Comunidad Autónoma Vasca, 1998).”

El voluntariado se mueve de una forma desinteresada. No espera ningún beneficio económico ni material, sino que sólo pretende contribuir a la consecución de un beneficio social, de unos fines y objetivos centrados en el bien común: igualdad de oportunidades, reparto equitativo de la riqueza, acceso a las necesidades básicas de las personas, respeto de los derechos humanos…